Carillas dentales, todo lo que debes saber

Las carillas dentales son láminas muy delgadas que se colocan al frente de los dientes para mejorar la estética de una boca o sonrisa. Están hechas de diferentes materiales y de acuerdo a esto varia su costo.

Antes de colocarlas se debe tener una boca sana, es decir, la encía no debe sangrar, los dientes deben estar libres de sarro o placa dentobacteriana, y en dado caso que quieras tener una sonrisa más blanca, es necesario hacer un blanqueamiento de todos los dientes y muelas previo a la preparación de las carillas.

Las carillas se utilizan en los siguientes casos:

  • Cubrir fracturas de los dientes: Si por un golpe el diente se fractura o si tiene algún diente desgastado por el uso, se puede colocar una carilla dental y así cubrir el diente para verlo como nuevo.
  • Cubrir espacios interdentales: Cuando dos dientes están muy separados entre sí (lo que se conoce como diastema), pueden colocarse carillas estéticas para cerrar ese espacio.
  • Corregir formas de los dientes: Si un diente es demasiado corto, o tiene una forma diferente a la normal, o está desalineado con el resto, es posible construir carillas para cubrir los dientes en cuestión y ajustarlos a la forma deseada.
  • Agrandar los dientes: En ocasiones nos encontramos con dientes demasiado pequeños en comparación con los demás, o una dentadura en general formada por piezas dentales pequeñas que al sonreír hacen que se vea más encía que diente. Las carillas dentales podrían corregir el problema de los dientes pequeños.
  • Blanquear los dientes: Es uno de los tratamientos más efectivos para el blanqueamiento dental, pues realmente no hay que trabajar sobre el diente, sino cubrirlo con una carilla dental más blanca.
  • Dientes manchados: si los dientes presentan alteraciones en color como en el caso de amelogenesis imperfectas, los dientes tienen manchas que son más blancas del resto del diente o también cuando existen manchas más oscuras como se presentan en los casos de fluorosis por altas cantidades de fluoruro que contiene el agua en algunas regiones

Tipos de carillas dentales

Aunque existen diversos modelos y variantes, podemos encontrar principalmente dos tipos de carillas dentales, que suelen clasificarse en función del material con el que se fabrican:

  • Carillas de composite o resina

Estas carillas son las más baratas, pero también las de menor calidad. Pueden fracturarse o perder su color con el tiempo, y además requieren visitas periódicas al dentista para su mantenimiento. Aunque también tienen otras ventajas, como la rapidez y facilidad de su colocación y su fácil reparación. Se realizan directamente sobre los dientes en una sola cita.

  • Carillas de porcelana:

Son más caras, pero sus resultados son mucho más espectaculares por estética y duración. Mantienen su color durante mucho tiempo, también requieren visitas periódicas para su mantenimiento y su aspecto y brillo son más naturales porque se pueden caracterizar o maquillar haciéndolas idénticas a los dientes naturales.

Si deseas más información o estás interesado en las carillas dentales, acude a Odontotecks para realizarte una valoración, sólo déjamos tus datos y un asesor se pondrá en contacto.

Nombre*

Email*

Asunto

Mensaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *