Por qué tengo que usar hilo dental además de cepillarme los dientes

Es básico para la salud dental cepillarse los dientes y utilizar el hilo dental, puedes utilizarlos en el orden que quieras, es decir, primero cepillarte y después el hilo dental o viceversa.

Sabemos que el ritmo de vida en la actualidad es muy agitado y probablemente no tengas tiempo para realizar una higiene bucal minuciosa después de cada comida, pero te sugerimos dedicarle siete minutos por las noches a tu boca. Con éste tiempo basta para poder eliminar los restos de comida que se han acumulado durante el día.

El cepillo dental limpia las caras de los dientes y muelas removiendo la mayoría de la placa dento-bacteriana, pero el hilo dental remueve todo aquello acumulado entre los dientes donde el cepillo no alcanza a llegar.

Aquí te decimos como usar el hilo correctamente, y con la práctica no tardarás más allá de siete minutos en cepillarte y pasar el hilo dental en todos tus dientes.

-Corta aproximadamente 50 cm y enrolla la mayoría en tu dedo índice y deja unos 10 cm para enrollar en el dedo índice de la otra mano.

-Levanta los pulgares para mantener el hilo tenso.

-Comienza primero con los dientes y después con las muelas sin perder un orden.

-Inserta entre los dientes el hilo haciendo una presión moderada sin lastimar la encía, una vez que el hilo se encuentra en el límite gingival, bájalo un milímetro entre el diente y la encía. Curvea el hilo en forma de “C” para abrazar al diente y frótalo contra el diente mientras lo subes, posteriormente insértalo en el mismo espacio para limpiar el diente contiguo. No olvides frotar también la superficie de la encía interdental con el hilo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *