¿No te gustan tus dientes porque son muy pequeños?

Generalmente las personas que presentan esta característica al sonreír tienen lo que en odontología se conoce como “erupción pasiva”, en pocas palabras la encía cubre uno o dos tercios del diente. La buena noticia ¡es que hay solución! Para esto, debes consultar a un especialista en periodoncia, él se encargará de evaluar tu caso para ver cuál de las dos formas existentes para solucionarlo es la más indicada.

Para establecer un diagnóstico y tratamiento es necesario hacer un análisis, tomar radiografías de la zona y varias mediciones de los dientes y encías. Los dientes se pueden “agrandar” de las formas siguientes:

1.- Por medio de cirugía plástica periodontal, la cual consiste en recontornear la encía solamente o el hueso y la encía según sea el caso, para descubrir más la corona del diente. Es un proceso muy rápido y prácticamente indoloro si se tienen lo cuidados recomendados.

2.- Por medio de carillas dentales, si después de hacer las mediciones señaladas no es recomendable reducir el tamaño de la encía y el hueso porque se puede comprometer el soporte de los dientes, la solución es incrementar el tamaño de los dientes con carillas, estas son una pequeñas laminas que van adheridas al esmalte o dentina.

Si este es tu caso pide una cita de valoración para que uno de nuestros especialistas te indique qué es lo mejor para ti.

Nombre*

Email*

Asunto

Mensaje

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *